Fundación CARF

21 marzo, 23

Blog

¿Cómo ayudar a los seminaristas?

Dios llama a los seminaristas a vivir una vida de amor a Cristo y a los demás. Ha sembrado en ellos la semilla de la vocación y nos ha confiado a nosotros su cuidado. El mes de marzo es el mes del Seminario. ¿Cómo podemos ayudar a los seminaristas y futuros sacerdotes?

Tipos de ayudas que se pueden hacer a la Fundación CARF

Trabajamos para que ninguna vocación se pierda y para que los seminaristas, una vez ordenados sacerdotes, puedan transmitir en su labor pastoral toda la luz, ciencia y doctrina recibida. Gracias a nuestros benefactores, ayudamos a la formación de los sacerdotes, difundimos su buen nombre y rezamos por su fidelidad y por las vocaciones.

Hay diferentes maneras de ayudar a los seminaristas desde la Fundación CARF:

Dona online

Una vía rápida y segura para ayudar a los seminaristas, ayudar al seminario y a financiar su formación. Desde cualquier lugar, solo con tu dispositivo móvil, puedes hacer una donación siguiendo unos sencillos pasos. Selecciona la cantidad que quieres donar y si deseas hacerlo de forma puntual o recurrente. Son muchas los seminaristas que dependen de este acto de generosidad para completar sus estudios.

Dona Estuche de Vasos Sagrados

Con tu donativo de 600 euros, puedes ayudar a los seminaristas próximos a ordenarse con un Estuche de Vasos Sagrados que contiene todos los objetos litúrgicos necesarios para impartir los sacramentos y celebrar la Santa Misa allá donde esté.

Él rezará por ti el resto de su vida, y tú sabrás quién es y en qué país desarrollará su labor pastoral, para encomendar que sea santo y fiel a su vocación.

Donaciones en especie

Otro modo de ayudar a los seminaristas con su formación es realizando donaciones en especie. Las donaciones en especie son aquellas en las que, en lugar de aportar dinero, el benefactor hace una aportación de ciertos bienes: joyas, relojes, obras de arte...

La mayoría de las veces se trata de bienes valiosos que el donante ya cuenta que no disfrutará, y considera que serán más útiles si con ellos apoya a una causa noble. Los bienes recibirán una tasación profesional y, una vez subastados, el dinero que con ellos se ingrese para ayudar a las vocaciones de seminaristas, se puede desgravar.

Dona legados y testamentos

Esta disposición testamentaria es un procedimiento que permite favorecer a una institución sin fines de lucro, como lo es la Fundación CARF. Tu legado solidario es un compromiso con el futuro y una forma de perpetuar la labor de tu vida en otros: seguir apoyando a seminaristas y sacerdotes diocesanos de los cinco continentes. Para llevarlo a cabo, basta con que decidas, en forma de todo un testamento o de una parte de legado solidario, tu deseo de ayudar a los seminaristas a través de la Fundación CARF.

Seminarios internacionales con los que la Fundación CARF colabora

Bajo la inspiración e impulso de san Juan Pablo II, el Beato Álvaro del Portillo inició en 1989 la actividad de la Fundación CARF para ayudar a los seminaristas y sacerdotes diocesanos. Actualmente más de 800 obispos de los cinco continentes solicitan anualmente para sus seminaristas y sacerdotes plazas y ayudas al estudio en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma y en las Facultades de Estudios Eclesiásticos de la Universidad de Navarra.

La Fundación CARF colabora con dos seminarios internacionales, dos colegios sacerdotales y tres colegios mayores, para que puedan recibir a seminaristas de todo el mundo que llegan a Europa para preparar su formación.

  • Seminario Internacional Sedes Sapientiae: erigido en Roma por la Santa Sede en 1991. Tiene capacidad para 85 seminaristas residentes y para sus formadores. Ocupa el antiguo Conservatorio de san Pascual Baylon, en Trastevere, muy cerca de san Pedro y de la Universidad Pontificia. Ayuda al seminario.
  • Seminario Internacional Bidasoa: erigido en Pamplona por la Santa Sede en 1988. Cuenta con capacidad para 100 residentes y diez formadores. En la actualidad ocupa una moderna construcción en Cizur Menor, cerca del campus de la Universidad de Navarra.
  • Altomonte y Tiberino: colegios sacerdotales que se encuentran en Roma. Cuentan con unas modernas instalaciones y más de un centenar de plazas para sacerdotes que estudian en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz.
  • Echalar, Aralar y Albáizar: colegios mayores situados en Pamplona, que junto con la residencia Los Tilos, poseen plazas para más de 130 estudiantes que llegan de todo el mundo para estudiar en las Facultades Eclesiásticas de la Universidad de Navarra.

Debemos estar agradecidos a Dios por los sacerdotes. No dejemos de rezar por ellos ni de colaborar en su ministerio. Pidamos al Señor que siga dándonos muchos y buenos sacerdotes, pues el trabajo es abundante y las vocaciones escasas. Empecemos a ayudar a los seminaristas y apoyemos a los seminarios para que no falten sacerdotes que, en nombre de Cristo, cuiden al pueblo de Dios.

Comparte la sonrisa de Dios en la Tierra.

Asignamos tu donativo a un sacerdote diocesano, seminarista o religioso concreto para que puedas conocer su historia y rezar por él con nombre y apellidos.
DONA AHORA
DONA AHORA